miércoles, abril 19, 2006

La Banda Sonora de los Ochenta

La otra noche me acordé (fruto del insomnio que me sobrevino la noche anterior a la vuelta del trabajo mientras se quemaba el domingo junto con el incienso de la Semana Santa en Sevilla) de esa película de pesadillas, esquizofrenia y conejos llamada Donnie Darko. Y me acordé de que en esa película sonaban varias de las mejores canciones inglesas de los ochenta, como el "Love Will Tear Us Apart" de Joy Division, lo que no está mal si vives en un villorrio del sur de los Estados Unidos, eres un miserable y los conejos gigantes te frecuentan. Bueno, no me hagáis mucho caso, tampoco sé muy bien de qué iba la película, creo que me perdí en uno de esos bucles temporales yo también, a pesar de que me gustó y Miriam se preguntaba por qué coño ponía esa película del conejo (es que el rockdelux ha dicho que está bien, le contesté... ah!). Bueno, el caso es que pensé (no, la noche en la que vimos la película, no, bastante ya tenía con regresar de ese bucle donde me había metido, y con no esperar que en una de mis incursiones al baño esa noche viera el reflejo del conejo en el espejo, ya saben, cosas esas que pasan en las malas películas de terror y en las mejores pesadillas), esto, decía que pensé el domingo qué ocurriría si se me apareciera un conejo gigantesco a mí también, o que mañana en la biblioteca donde trabajo viera a mis compañeros disfrazados de conejo (bueno, entendedlo, llevaba varias horas sin poder dormir, no podía pensar en cosas muy razonables), y me dijera, Kiriakov, o como coño quiera que te llames, soy tu conejo de la guarda, y viviré siempre contigo o algo así... no, no, no creo que dijera eso... de todos modos seguía sin coger el sueño y preferí no hacer más desagradable el insomnio... eso sí, intenté acordarme de qué otras canciones inglesas aparecían en la película (¿sonaba el "Blue Monday" de New Order?), y me acordé de otra canción estupenda: el "Under the Milky Away" de los Church (claro, que estos no son ingleses sino australianos, por cierto, ¿Tocan también la gaita en Australia? Bueno, tal vez, como es tan grande...) Caray, qué buena canción, pensé, en el fondo no se está mal en ese villorrio, por lo menos había buena música. Así que decidí, no acordándome de más canciones de la película, ponerle mi propia banda sonora a Donnie Darko y a los ochenta, o también pensé qué canciones me llevaría yo si en un bucle temporal volviera a los ochenta (en el caso de que fuera posible, lo del bucle temporal y llevarse unas cintas en él "oye, espera, bucle, voy a por mis cintas.." Así que (ya darían las cinco de la noche más o menos) pensé (una pregunta que siempre le hacen a los famosos y yo, como no soy famoso, me dije a mí), si tuviera que elegir tres canciones para llevarme a la isla desierta de mi banda sonora de los ochenta cuáles serían (bueno, a pesar de ser tres, me llevaría a escondidas más por si acaso, de todos modos con los MP3, la pregunta no tiene sentido, aunque tampoco lo ha tenido nunca por que no creo que haya enchufes en una isla desierta). Bueno, a lo que iba, que me pierdo, éstas serían las tres canciones para la isla desierta de mi banda sonora, o para el fin de fiesta del fin del mundo de los ochenta: UNO) "When the Story Breaks" de Disco Inferno (o Ian Crause poseído por el espíritu convulso de Ian Curtis, del delirante, alucinado album Technicolour, mi disco de los 90 favorito para mi banda sonora de los ochenta. DOS) "Waking Up" de Piano Magic, o Glen Jonson versionando una canción de Ian Crause poseído por el espíritu convulso de Ian Curtis -las cosas del bucle, digo yo- , en una canción de su disco "Low Birth Weight" (donde se incluye la perturbadora canción "Crown State", ideal para regresiones temporales), y que es junto a Disco Inferno, Bark Psychosis y Sr. Chinarro mi otro grupo favorito de los 90 para la banda sonora de los ochenta. TRES y Para los títulos de crédito) reservaría a uno de mis artistas favoritos, Nick Cave, que es además muy apropiado para el ambiente norteamericano profundo donde se desarrolla Donnie Darko. Con una canción de uno de mis discos favoritos: "By the Time I Got to Phoenix" la versión de Jimmy Webb que aparece en el "Kicking Against the Pricks" de 1986. claro, que también añadiría la balada de Nick Cave "Carnival is Over", ideal para llevarse a la fiesta del fin del mundo y sacar al conejo a bailar, o el "Come on over and cry" de Microdisney, con ese aire chinarriano de feria de gitanos extraterrestre con el que me dormí a eso de las seis.

7 comentarios:

siloam dijo...

qué posts tan bonito, con alguno de los Matt, tb coincido.
abrazos

pablo rosenzvaig dijo...

aplausos desde chile.
no sé si puedo hablar de canciones aún, pero sí me llevaría estas frases:
vista la escena, rompe un plato. Sin zapato la vedette al lavadero va por las colillas que hoy su primo, el Fogonero de Sevilla, apagará....en carrozas de la capital, en cepillos de la catedral, sin más fines, sin pestañear siquiera: ve las llamas, cama media, cama entera.

Palmz dijo...

Donnie Darko es la películas que más me ha impactado. Siempre me gusta descubrir que alguien más la ha visto. Saludos.

kiriakov dijo...

Hola, Pablo. Me alegra encontrar a otro devoto de San Chinarro

kiriakov dijo...

Qué gracioso es tu blog, Palmz. Es... tan freak

kiriakov dijo...

Bueno, abrazos a los tres. A Pablo, Palmz, y a mi querida Siloam, por ser tan atenta.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.